Carolina Santos Segundo

#Guerrera: Esta indígena mazahua se rebeló para estudiar, y ahora representa a su comunidad en la ONU

Carolina Santos Segundo está orgullosa de sus raíces, y por eso ahora se dedica a defender a otras mujeres indígenas.

Entre los indígenas mazahuas es tradición que las mujeres solamente estudien hasta la secundaria, pues según ellos no tiene caso que se gaste en su educación si al final de cuentas solamente se dedicarán a la vida en el hogar y a su matrimonio. Pero Carolina Santos Segundo sabía que ella podía hacer mucho más que preparar la comida y lavar la ropa, así que se rebeló contra sus papás y luchó para seguir con sus estudios.

Carolina nació en una comunidad mazahua en el Estado de México, y al igual que sus hermanos fue a la escuela local en la primaria y la secundaria, pero cuando terminó ese nivel su familia le dijo que hasta ahí llegaba su preparación académica.

“A mí me decían que qué sentido tenía estudiar si me iba a casar, y mis padres no iban a recibir ningún pago por haber invertido en mi educación”, dijo la joven a El Universal. Por suerte para ella uno de sus maestros la ayudó a seguir estudiando.

Después de la preparatoria, Santos Segundo continuó con la carrera, y estudió la licenciatura en comunicación en la Universidad Intercultural del Estado de México, pues quería ayudar a otras mujeres indígenas como ella.

Su familia y la falta de dinero no fueron el único obstáculo que tuvo en su carrera, también tuvo que lidiar con la discriminación que recibía por hablar una lengua indígena y vestir de acuerdo a su costumbre.

Carolina explicó a El Universal que mientras estudiaba sentía una enorme presión para dejar sus raíces indígenas, renunciar a sus tradiciones y adoptar las costumbres del resto de la gente, pero ella no cedió nunca.

Cuando por fin terminó su licenciatura, se unió a la agencia NOTIMIA (Noticias de Mujeres Indígenas y Afrodescendientes), y junto a ellos comenzó a luchar por los derechos de las mujeres y de los pueblos originarios, especialmente exigiendo el acceso a la educación y el respeto a la identidad de los pueblos.

Su esfuerzo la llevó incluso a representar a México en el Foro Permanente de Cuestiones Indígenas en la ONU, junto a otras compañeras de la agencia, y ahora el gobierno mexicano también reconoció su trabajo con el Premio Nacional de la Juventud 2017.

ADEMÁS:

#Histórico: Es indígena cora y ya es rectora de una importante universidad




No te lo pierdas