Detractora de Trump vota haciendo “topless” en New Hampshire

Detractora de Trump vota haciendo “topless” en New Hampshire

El moderador de la casilla desconoce si esto formó parte de un acto político

Durante las votaciones primarias celebradas este martes en el estado de New Hampshire, una mujer se presentó a votar con una playera estampada con la leyenda “McCain Hero, Trump Zero”.

Paul Scafidi, quien fungió como moderador en la casilla ubicada en el gimnasio Talbot de esa ciudad, declaró que la mujer utilizaba una playera con mensajes políticos, lo cual no está permitido por la ley, y esto se lo hizo saber Scafidi a la mujer al ingresar en el gimnasio, lugar donde se realizaba la votación.

“La ley estatal establece que ninguna persona distribuirá, usará o colocará en un lugar de votación ningún material de campaña a favor o en contra de ningún político y podría ser multado hasta con mil dólares” dijo Scafidi.

Al ver que no podría portar dicha vestimenta, la mujer encaró a Scafidi preguntándole si quería que se la quitara, pese a que no llevaba nada debajo, Scafidi respondió que preferentemente no lo hiciera, sin embargo, la mujer optó por quitársela inmediatamente.

“Se lo quitó tan rápido que nadie tuvo tiempo de reaccionar, así que todo el lugar se limitó a decir, ‘woah’, y ella se fue y la dejé votar”, declaró Paul.

La ley de indecencia pública de New Hampshire establece que una persona puede ser declarada culpable de exposición indecente y lasciva si dicha persona fornica, expone sus genitales o realiza cualquier otro acto de lascivia grave en circunstancias que él o ella debería saber que probablemente causará afrenta o alarma.”

Scafidi dijo que tenía la autoridad para que la policía detuviera a la mujer según la ley de indecencia, pero no quería que el incidente se intensificara aún más. Dijo que se volvió a poner la playera tan pronto como salió de la cabina de votación.

“Podría haberla quitado, pero no quería exacerbar todo el asunto. No sé si estaba intentando que la arrestaran, pero pensé que era mejor dejar que las cosas se desarrollaran. No creo que hubiera más de 15 votantes en el edificio en ese momento y si había niños allí, no los vi “. afirmó.

Scafidi dijo que, por más extraño que fuera el incidente en ese momento, los trabajadores electorales se rieron y continuaron con su día después de que ella dejó el lugar de votación.

“Sentía que era su derecho, más empoderamiento para ella”, dijo Scafidi. “Todos nos reímos nerviosamente de eso cuando las cosas se tranquilizaron, nunca había experimentado algo así”.




No te lo pierdas