#Contraataque: Una ciudad de California presenta la primera solicitud formal para echar a Trump

#Contraataque: Una ciudad de California presenta la primera solicitud formal para echar a Trump

Netlog

Publicado el 27, febrero 2017

Primero fue un deseo, ahora es una petición y cada vez comienza a materializarse más el esfuerzo para que el Congreso de los Estados Unidos realice el "impeachment" (destitución) de Donald Trump.

Por: Omar Porcayo

La ciudad de Richmond, California, se convirtió en la primera localidad en solicitar formalmente a los representantes, que inicien un proceso de investigación a Trump con fines de destitución.

Por votación unánime esta ciudad del área de la Bahía en California instó a la destitución del actual mandatario por conflictos de interés, derivados de sus multimillonarios negocios alrededor del mundo.

“Esta es nuestra voz, es nuestro país y tenemos derecho a hablar”, declaró el concejal Gayle McLaughlin.

Aunque se trata de una medida inusual y en la práctica simbólica, la ciudad espera que otras localidades sigan su ejemplo hasta lograr presionar al Congreso.

“Desafortunadamente con este presidente es extrañamente apropiado (la solicitud de destitución)”, agregó el edil Jael Myrick.

Richmond busca que otras ciudades sigan su ejemplo. (Foto: AP)

En diciembre, antes de que tomara la presidencia, Newsweek y USA Today, habían advertido que los negocios de Trump en diferentes países representaban un claro conflicto de interés que podría derivar en un juicio político. Aunque el magnate anunció que dejaba la administración de sus empresas a sus hijos, no se deshizo de sus activos y los trasladó a un fideicomiso.

Richmond es una ciudad en la que el 41 % de sus 109,000 habitantes se declaran hispanos. Su movimiento es audaz e importante, porque es en los ayuntamientos y concilios, donde se está dando la batalla más eficaz en contra de las medidas discriminatorias de la Casa Blanca.

La semana pasada en las juntas de distrito de los representantes republicanos, se presentaron copiosas manifestaciones de descontento y reclamo, a más de un mes de la administración Trump. “¡Hagan su trabajo!”, fue el elocuente grito con el que los ciudadanos abordaron a sus congresistas.

La Constitución establece que es el Congreso el único organismo facultado para iniciar un proceso de impeachment. Debe existir mayoría y luego turnar la moción al Senado.

Para el abogado Philip Rotner, Trump aún no ha hecho ningún movimiento que se pueda constatar que amerite el proceso, pero en un mes de gobierno ha abierto cuatro caminos que podrían derivar en él.

La conexión con Rusia, desacatar una orden judicial, conflictos de interés y perjurio, son las peligrosas fibras que ha tocado, explicó a detalle Rotner en The Huffington Post.

A principios de febrero Joaquín Castro representante del distrito de San Antonio, presentó una resolución para “investigar si el presidente Trump o su equipo, permitieron que el Servicio de Aduanas y Seguridad Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), violara las órdenes judiciales emitidas en contra del veto a ciudadanos musulmanes”.

Las agencias de inteligencia estudian minuciosamente los lazos de su equipo con agentes rusos antes y después de su elección. El problema escaló hasta la renuncia del asesor de seguridad, Michael Flynn.

Ni hablar del perjurio y las mentiras. Diversos organismos han documentado el nulo apego que Trump tiene a los hechos en sus discursos. Lo peor es que basado en esa sarta de mentiras, emite políticas públicas. Un ejemplo es decir que hay un algo índice de criminales inmigrantes indocumentados y por eso realiza deportaciones masivas, cuando está comprobado que los inmigrantes son menos propensos a cometer actividades ilícitas.

Todavía queda el asunto de la mayoría republicana en la cámara de representantes, que hace difícil una votación en contra de su correligionario. Pero si algo nos ha enseñado la era Trump es que lo imposible, puede ser posible.




No te lo pierdas