Seguidores de Trump

#OrejasDePescado: ¿Por qué los seguidores de Trump ignoran su fracaso y siguen apoyándolo?

"Ignorancia motivada", o como dicen en México: "no oigo, no oigo, soy de palo, tengo orejas de pescado".

Por: Omar Porcayo

La presidencia de Trump es un desastre. Sin entrar en consideraciones y afiliaciones políticas, el gobierno estadounidense está sumergido en una crisis de proporciones históricas con un escándalo tras otro, que ha menguado a la Casa Blanca.

Esta semana el despido del director del FBI, James Comey, desató una controversia que podría terminar en el juicio político de Trump. Este problema se unió a los supuestos vínculos con Rusia, el fracaso en su intento por financiar el muro fronterizo, la batalla legal por vetar a ciudadanos de origen musulmán, y la criticada reforma a la ley de salud, solo por mencionar algunos en la lista del oprobio.

Todo esto se ha reflejado en la popularidad del republicano, la peor en la historia reciente de los Estados Unidos. Una encuesta de Politico reveló que el 53 % de los norteamericanos desaprueba su gestión.

Lo inusitado es que sus seguidores más recalcitrantes no ceden ni un ápice. The Washington Post reportó a finales de marzo que el 97 % de sus electores volvería a votar por él. ¡Solo el 3 % está consciente del desastre de su presidencia!

Aunque hay un grupo muy reconocible de “arrepentidos” y gremios como el agrícola y ganadero, que lamentan sus políticas y temen el fin de sus negocios por sus políticas antiinmigrantes y proteccionistas, su base electoral sigue casi intacta, por difícil de creer que sea.

“Apago la TV, no me quiero deprimir, no quiero decepcionarme, sentir que no ha hecho lo que prometió, así que elijo no escuchar”, dijo a la AP Michele Velardi, simpatizante del hombre que prometió construir un muro que México pagaría.

La declaración de esta mujer neoyorquina de 44 años es muy reveladora. De acuerdo con Vox se trata de una tendencia denominada ignorancia motivada, en la que básicamente la gente prefiere “hacerse de la vista gorda” ante las evidencias y los hechos.

“Encontramos inconvenientes los hechos políticos que no nos favorecen”, señala el artículo de Brian Resnick.

“La gente a la izquierda y a la derecha prefiere ignorarse unos a otros”, agrega la investigación que aporta datos conductuales que explican lo irracional del actual mapa político estadounidense.

“Evitamos las opiniones incómodas y los hechos en la misma forma en la que desecharíamos el cesto de basura. A la vez mantenemos un sentimiento de camaradería y realidad alterna con nuestros correligionarios políticos”, concluye.

No es casualidad que durante las manifestaciones a favor de Trump abunden los letreros en los que se acusa a los medios de comunicación de falsos, sin importar que aporten hechos, cifras y pruebas suficientes, sobre el caos que es su presidencia.

“CNN Fake News“, “Confíen en Trump”, “Es nuestro presidente”, dicen los seguidores del presidente en un acto de fe y no de razón.

Como dicen en México: “No oigo, no oigo, soy de palo, tengo orejas de pescado”.

ADEMÁS:

#Arrepentidos: Granjeros de Iowa se preguntan, “¿y ahora quién va a trabajar nuestros campos?”




No te lo pierdas