Pancho Villa

#ElTesoroDeVilla: El misterio de los lingotes de oro del Centauro del Norte

Cuenta la leyenda que Francisco Villa se llevó a la tumba la ubicación exacta de un jugoso botín de la Revolución Mexicana.

José Doroteo Arango Arámbula, mejor conocido como Pancho Villa, fue uno de los principales jefes de la Revolución Mexicana, y aunque alrededor de él existen muchas leyendas, probablemente la más famosa de ellas sea la de su “tesoro perdido” .

Es bien sabido que el revolucionario ocultaba armas y dinero a su paso, principalmente en los estados de Chihuahua, Coahuila y Durango, esto, para prevenir cualquier eventualidad y poder continuar en la lucha. Y aunque no fue el único en llevar a cabo esta práctica, su conocimiento del territorio lo ayudaba a encontrar fácilmente sus escondites.

Se dice que en algún lugar de la Sierra Madre se encuentra escondida una cantidad inimaginable de monedas de plata y lingotes de oro, cuya ubicación exacta se llevó Pancho Villa a la tumba, pues los hombres que lo enterraron murieron en combate.

Sin embargo, no es el tesoro de Villa la única leyenda de este tipo, pues los hacendados de la época previniendo los saqueos de los revolucionarios ocultaban sus pertenencias más valiosas en todo tipo de lugares, desde pozos y letrinas, hasta muros, pasadizos y cuevas. La consigna era “esconde todo lo que no puedas cargar”, lo que originó una serie de afortunados hallazgos para futuras generaciones.

No es rara la historia de algún bisabuelo que encontró su fortuna al remodelar la propiedad familiar, o la creencia popular de que cuando hay algún “aparecido” es porque está cuidando su tesoro enterrado en vida y no podrá descansar hasta que el botín sea descubierto.

ADEMÁS:

#LeyendasMexicanas: Historias de revolucionarios y bandidos que han sobrevivido de boca en boca




No te lo pierdas