¡Adiós a los baches! Mexicano crea pavimento que se regenera con agua de lluvia

¡Adiós a los baches! Mexicano crea pavimento que se regenera con agua de lluvia

Uno de los problemas que mayor crítica tienen los ciudadanos mexicanos con su gobierno es la falta de atención a las calles.

Y para ayudar a que cambie la forma de llevar a cabo el pavimento de las calles, un mexicano acaba de inventar una solución sustentable que podría acabar con los terribles “baches”.

Este proyecto fue creado por Israel Antonio Briseño de la Universidad Autónoma de Coahuila y lleva como nombre “Paflec”, un pavimento hecho con llantas que se regenera al absorber agua, con lo cual busca resolver el problema del daño que genera la lluvia cada año al pavimento de las ciudades.

“Esta idea nace de la pregunta, de porqué cada vez que llueve se generan los baches. Lo que pasa es que cuando llueve, las filtraciones de agua llegan a la sub-base debilitándose, creando una falla y cuando pasa un auto, colapsa. Así es como quise convertir al mayor agente de degradación en un agente de recuperación, ya con el proyecto el agua sería un mantenimiento para nuestras vialidades”, señaló el jóven.

Este es uno de tres proyectos que ganaron ser elegidos por la fundación “James Dyson” este año para participar en un concurso a nivel internacional.

La idea del joven de Torreón, Coahuila,  ha pasado por varias etapas, primero con una fórmula que utilizaba asfalto y luego con una que reutilizara caucho para hacerlo más económico y ecológico. La primera idea fue patentada en agosto de 2018 y, la segunda bajo el nombre de Paflec en abril de este año.

Antonio Briseño tiene ya un modelo de negocios en donde busca cobrar 5% de lo que cueste la obra, sin embargo, hasta el momento no ha concretado una alianza con una constructora por necesidades de certificación y temas de licitación.

Para lograr todo esto, se creo un plan a tres fases, en donde explica que, la primera es “ir con un ingeniero y resolver dudas, y a la par construir una vialidad o un pequeño tramo para ver si funciona. Si funciona esto, paso a la segunda fase que sería certificarlo ante quienes certifican los productos de construcción, y el tercer darle la SCT con mi ficha técnica avalada para autorizar las licitaciones de mi proyecto”.

De lograrlo, se combatiría uno de los tantos problemas que viven las grandes ciudades.

con información de TEC Review



No te lo pierdas