Arqueólogos mexicanos recuperan tumba egipcia

#Restauradores: Arqueólogos mexicanos están recuperando una tumba egipcia

Gracias al trabajo de este brillante equipo de estudiantes y docentes mexicanos se recuperará un fragmento de historia perdida en las pirámides de Egipto.

Desde hace varios meses un equipo de mexicanos está tratando de recuperar la belleza y la historia que esconden las pirámides egipcias, al restaurar la Tumba Tébana 39.

En esta misión, que se asignó a los mexicanos desde el 2005, los restauradores Dulce María Grimaldi y Patricia Meehan, del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, y Luis Amaro, de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), están devolviéndole al complejo el brillo y la gloria que tenía hace más de 3,500 años.

La tumba mide 18×18 metros y es un complejo funerario en el que se enterró al profeta Puimra, y está localizada en la Ciudad de Luxor, en Egipto.

Los mexicanos se han especializado en recuperar los muros y bóvedas con relieves de las cámaras, y la fachada, con el objetivo de dejarlos reforzados para que aguanten por lo menos otros 100 años más.

Obviamente, este no es un trabajo que se pueda terminar en una semana, ni siquiera en un año, por lo que lo dividieron en doce temporadas de trabajo que duran alrededor de tres meses.

La última temporada que habían trabajado los mexicanos fue de octubre a diciembre de 2017, y en estos meses se encargaron de buscar vidrios y juntarlos con tal de armar de nuevo los jeroglíficos y las bóvedas que adornaban la tumba, como si fuera un rompecabezas gigante, viejo y muy delicado.

“Nos propusimos encontrar todos los fragmentos que tenemos sueltos en cajas para reorganizarlos y poder restituirlos y logramos un gran avance en eso”, expresaron Dulce María Grimadi y Patricia Meehan a Notimex.

Las restauradoras resaltaron que este trabajo que están haciendo es una muestra de que el INAH y los mexicanos tienen el nivel para participar en proyectos de grandes dimensiones, y que esperan que cuando terminen esto —que ellas creen que será en tres o cuatro años más— puedan involucrarse en más tareas de recuperación de sitios históricos de este nivel.

El trabajo de los mexicanos en Egipto está coordinado por la Sociedad Mexicana de Egiptología, y también incluye a docentes, estudiantes y graduados de la Universidad del Valle de México, Campus Querétaro, quienes han ido a cooperar en lo que pueden, ya sea dentro de sus áreas de especialidad, o como servicio social apoyando a los restauradores.

ADEMÁS:

#Herencia: Descubren en México un modelo a escala del universo




No te lo pierdas