Deportan a mexicano que perdió a su esposa en la guerra de Afganistan

Deportan a mexicano que perdió a su esposa en la guerra de Afganistan

Este es otro mexicano que está sufriendo los maltratos del gobierno de Donald Trump contra los migrantes...

Esta historia está dando de que hablar en los Estados Unidos ya que se ha informado la situación de un mexicano que desafortunadamente fue víctima de las acciones del gobierno de Donald Trump y fue deportado a México dejando a una menor de 12 años en la incertidumbre.

TE PUEDE INTERESAR: Este es el salario que Yalitza Aparicio ganó como maestra

Su nombre es José González Carranza, un mexicano de 30 años que fue arrestado el pasado lunes 8 de abril cuando iba de camino al trabajo por funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) y que es el único padre de la menor ya que su mamá era esposo de una soldado estadounidense que murió durante la guerra de Afganistán.

La historia de José es como la de cualquier otra de un migrante mexicano, llegó ilegalmente a EUA en 2004; tres años después, se casó con la soldado de primera Barbara Vieyra. Esta mujer fue asesinada el 18 de septiembre de 2010 mientras servía en el Ejército de los Estados Unidos en Afganistán a la edad de 22 años.

Los abogados del mexicano señalan que tras la muerte de la esposa, José obtuvo libertad condicional (PIP), lo que permite a indocumentados permanecer en EEUU sin la amenaza de la deportación, sin embargo, la dependencia de gobierno volvió a presentar una apelación para poder deportarlo.

Tras estos hechos, un juez ordenó la deportación de José González después de que este no se presentó a una audiencia en la corte el pasado diciembre pero los abogados del migrante mexicano señalaron que dicha notificación jamás llegó a su cliente para que fuera a comparecer al tribunal y que inclusive un “error” de envío por parte de ICE.

El diario The Arizona Republic es quien se ha encargado de exponer este caso e inclusive entrevistaron a José González quien señaló que había estado viviendo en un albergue para inmigrantes deportados en Nogales, México, una ciudad que no conocía, y expresó que estaba preocupado por su hija, Evelyn González Vieyra, ciudadana estadounidense.

El diario señala que los funcionarios de ICE no han dado ninguna explicación sobre la decisión de permitir que González Carranza regresara a EE. UU. Pero Hernández cree que fue provocada por la atención de los medios sobre su caso.

¿Cuántos casos más como el de José se estarán dando en EUA?




No te lo pierdas