#MexicanoEnPueblaYork: De indocumentado y lavaplatos a millonario

#MexicanoEnPueblaYork: De indocumentado y lavaplatos a millonario

Hay muchos testimonios del tesón con el que los inmigrantes mexicanos persiguen sus sueños en Estados Unidos y este caso es para inscribirlo con letras de oro en el muro de honor de nuestra comunidad.

Orillado por la falta de oportunidades en su natal Puebla, Jaime Lucero se lanzó en busca del Sueño Americano en 1975. Llegó a la ciudad de Nueva York sin hablar inglés, ni documentos y con el único objetivo de alcanzar a su hermano. Hoy es un empresario dueño de una de las compañías de importación y distribución de textiles más grandes del país, en la que da empleo a miles de personas.

Comenzó laborando como lavaplatos en un restaurante de mariscos de Queens. Trabajó durante seis años antes de poder comprarse un camión con el que comenzó su negocio de transportes. Para 2002 tenía una flota de 25 camiones que distribuía mercancía a 47 tiendas como Saks Fifth Avenue y JC Penney.

“La falta de oportunidades nos obligan a tomar la decisión”, confiesa con un habla pausada en entrevista con El Universal.

Sencillo a pesar de ser un hombre adinerado, Lucero no olvida sus raíces y se ha encontrado las formas de ayudar a otros que como él, llegan indocumentados a los Estados Unidos buscando un sueño.

“La ciudad de Nueva York es deslumbrante, el reto era adaptarse, a un mundo totalmente diferente, a un idioma que no conocemos. La gente que viene tiene que hacer un reajuste total a su manera de pensar”, agrega.

El hombre que ha recibido muchos reconocimientos por su éxito empresarial y labor filantrópica, resume la clave de su éxito y la de muchos mexicanos de manera sencilla.

“Estaba yo en un restaurante como administrador, me pagaban muy bien, pero me preguntaba ¿qué más hay? Yo vine desde allá, dejé familia, dejé todo. No hay que quedarse en un lugar cómodo, esa es la motivación, vamos a probar que podemos hacerlo”.

“Yo estoy muy orgulloso de los nuestros, hombres y mujeres en verdad valientes. Trabajadores que ponen todo el empeño para mejorar la situación en la que se pueden encontrar”, confiesa.

A pesar de haber cursado solo hasta la secundaria en México, Jaime es un promotor de la cultura de su país. Desde 2014 el Instituto de Estudios Mexicanos del Lehman College lleva su nombre. En 2015 recibió el Doctorado Honoris Causa de parte de la misma universidad.

Además apoya a estudiantes indocumentados a través de becas y fomentos estudiantiles.

Es presidente de Casa Puebla Nueva York, un lugar que realza los valores de su natal Puebla y el famoso “Puebla York”, el cariñoso nombre con el que muchos mexicanos se refieren a la Gran Manzana por la cantidad de poblanos que llegaron en alguna época.

“Llegué a una parte de Queens donde básicamente solo éramos los que nos conocíamos, la oleada migratoria no había empezado. En principio la mayoría éramos poblanos, como el 70 %. En años recientes las leyes antiinmigrantes en lugares como Arizona y Texas han obligado a los paisanos a venir para acá. Entonces ahora es más plural los estados de la república de donde son originarios”, analizó.

Soñador, millonario, paisano… Una historia de éxito y solidaridad.




No te lo pierdas