Vendedores Callejeros en Los Ángeles

#LléveloLlévelo: Cómo Los Ángeles logró proteger a los paisanos que venden en la calle de “La Migra”

En las calles de Los Ángeles hay miles de inmigrantes jugándosela para trabajar y mantener a sus familias.

Por: Omar Porcayo

Cuando uno camina por las calles de Los Ángeles puede encontrarse con una increíble diversidad culinaria que va desde los tamales, hasta las tortas y los tacos, sin embargo los vendedores que se ganan la vida en ese oficio se están jugando su permanencia en los Estados Unidos porque esta actividad hasta hace muy poco era “ilegal”.

Con la acometida de la administración Trump en contra de los inmigrantes sin autorización el ayuntamiento de Los Ángeles decidió dejar de criminalizar a los vendedores callejeros. Hasta mediados de febrero la ciudad era la única gran urbe de los Estados Unidos donde se podían fincar cargos menores a las personas que venden productos o comida en la vía pública.

Activistas y funcionarios previeron que incidentes menores por esta actividad podían ser utilizados por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) como pretexto para deportar a inmigrantes indocumentados.

Vendedores Callejeros en Los Ángeles
En Los Ángeles hay cerca de 50,000 vendedores ambulantes. (Foto: AP)

“No podemos seguir permitiendo un sistema sin regular que penaliza a gente que trabaja duro, la mayoría inmigrantes, con posibles cargos criminales, especialmente en el clima político actual… Estas personas no están pidiendo limosna, están pidiendo la oportunidad de mantenerse por sí mismas y proveer a sus familias”, dijo José Huizar, uno de los concejales que impulsó la propuesta.

Según una estimación de la ciudad en las calles y parques de Los Ángeles hay 10,000 vendedores de comida y 40,000 de diversos productos. La gran mayoría, inmigrantes indocumentados.

Los concejales votaron de forma unánime por dejar de criminalizar a los vendedores ambulantes. De acuerdo con Los Ángeles Times a la ciudad le tomará un par de meses establecer la logística para entregar permisos y licencias, mientras tanto la policía aún puede citar y multar a quien viole el código municipal, pero no enfrentará cargos criminales.

De acuerdo con el asistente del fiscal de la ciudad, Dave Michaelson, las multas van de los 250 hasta los 100 dólares por la violación del reglamento urbano.

Vendedores Callejeros en Los Ángeles
Se otorgarán permisos y licencias para vender en la calle. (Foto: AP)

“Aquí se vive con mucho estrés, sobre todo cuando viene la ciudad y nos quita todo, pero ni modo, hay que seguir… hoy nos quitan pero mañana regresamos por necesidad”, dijo “La güera”, una vendedora de tamales en Los Ángeles a Fusion.

“Cuando vine a los Estados Unidos no encontré trabajo y la opción fue vender tamales, aquí no puedes estar sin trabajar… tengo que trabajar para mantener a mi papi”, confesó la mexicana que lleva 14 años vendiendo tamales, atole y jugos todas las mañanas a obreros y trabajadores de la construcción.

Vendedores como “La güera” son abordados por la policía hasta tres veces por semana, sin embargo eso está por cambiar.

“Desde que pasó la ley, es un poquito menos estresante, se siente un poco más de libertad”, expresó mientras preparaba un tradicional tamal verde.

ADEMÁS:

#CocinaLatina: Sitios donde encontrar tus ingredientes favoritos




No te lo pierdas