Panda Express

#Cochinos: Castigan a Panda Express con una megamulta por discriminar a inmigrantes

"Se la pusieron en chino" a Panda Express y todo por abusivos.

Por: Omar Porcayo

La popular cadena de comida rápida Panda Express, deberá pagar más de $600,000 dólares por prácticas discriminatorias hacia su personal inmigrante, luego de llegar a un acuerdo con el Departamento de Justicia.

Las investigaciones arrojaron que desde 2014 la empresa con más de 1,800 restaurantes en el país, violó el “Acta de Inmigración y Nacionalidad” (INA), que prohíbe la discriminación laboral por estatus migratorio o nacionalidad.

De acuerdo con la Oficina de los Fiscales de Estados Unidos (USAO, por sus siglas en inglés), Panda Express exigía a los trabajadores inmigrantes “innecesariamente” que demostraran su autorización de trabajo cuando vencían sus green cards, pedía a empleados no ciudadanos que presentaran sus documentos migratorios para no ser despedidos, a pesar de que estos ya habían aportado la información durante su contratación.

Otros de los requisitos que impuso la cadena eran sesgados y no aplicaban para empleados con ciudadanía. Incluso despidió a parte de su personal bajo este tenor.

El INA protege a los inmigrantes durante la contratación, reclutamiento, capacitación y despido, así que se comprobó que la cadena cometió flagrantes violaciones a sus estatutos.

Panda Express deberá desembolsar US$400,000 por concepto de multa y US$200,000 para indemnizaciones salariales y capacitación para que sus administradores no sigan trasgrediendo los estatutos del INA.

“Los empleadores deben asegurarse de que sus prácticas de reverificación cumplen con las leyes que protegen a los trabajadores contra la discriminación”, dijo a Austin American-Statesman Tom Wheeler, procurador de la División de Derechos Civiles.

“El Departamento de Justicia reconoce a Panda Express por su cooperación durante esta investigación y su compromiso de indemnizar a los trabajadores que pueden haber perdido sus salarios debido a sus prácticas”, agregó.

“Llegamos a un acuerdo sobre este asunto con el Departamento de Justicia para centrar nuestro tiempo y nuestros recursos en nuestro compromiso con el apoyo a nuestros socios… Aun antes del acuerdo, ya habíamos puesto en marcha sistemas adicionales y capacitación para responder a los procesos de verificación de autorización de trabajo de nuestros empleados”, dijo a La Opinión el portavoz de Panda Express, Tim Ho.

Hay que recordar que la industria restaurantera de los Estados Unidos está basada en la fuerza laboral de los trabajadores inmigrantes. Se estima que al menos el 20 % de los cocineros, meseros y ayudantes, nacieron en otro país.

Mary Rudamas, dueña de un restaurante salvadoreño, es una de miles de inmigrantes en la industria. (Foto: AP)

Las agresiones a los inmigrantes no provienen solo de los empleadores. El Servicio de Inmigración y Aduanas, lleva regularmente redadas en locales de comida, conscientes de que ahí hay trabajadores indocumentados.

En junio los restaurantes fueron los objetivos favoritos de “La Migra”. En un restaurante de Michigan arrestaron a tres trabajadores luego de sentarse a cenar y en Baltimore, un restaurante perdió a 30 de sus empleados, que prefirieron no volver a presentarse luego de que un funcionario exigió al dueño que se comprobara su estatus migratorio.

Las personas que sufran algún tipo de discriminación laboral debido a su estatus migratorio, pueden reportarlo al Departamento de Justicia al teléfono 1-800-255-7688, o en su sitio web.

ADEMÁS:

#MexicanPower: Sin los mexicanos la industria colapsaría, dicen empresarios de EE. UU.




No te lo pierdas