Yordi Maldonado

#FastAndFurious: Con solo 20 años, este mexicano es gamer más veloz de América Latina

Aunque por motivos de salud su familia tuvo que vender su kart, y no pudo convertirse en piloto de carreras, cuando se trata de conducir en simuladores es espectacular.

Yordi Maldonado, de 20 años de edad, cumplió el sueño de muchos otros jóvenes de su generación: ser el mejor jugador de videojuegos. Su habilidad para coordinar mente y manos le dio el título de “El jugador más rápido de América Latina”, y por si fuera poco, la oportunidad de ganarse un lugar en McLaren, una de las empresas más reconocidas de deportes y tecnología.

Maldonado vive en Iztapalapa, en la CDMX, estudia psicología en la Universidad Nacional Autónoma de México, y lo que más disfruta es pasar las tardes jugando videojuegos.

Probablemente, como a la mayoría de los mexicanos, Yordi tuvo que enfrentarse a muchos obstáculos como a los regaños de su mamá o los incómodos comentarios de sus tías porque solo estaba de flojo con su videojuego. Pero a pesar de todo, él sabía que podía llegar a ser el mejor, y lo logró.

Su papá le heredó la pasión por los coches y la Fórmula 1, pero el amor por los juegos de video de carreras lo ayudó a ser el mejor jugador de América Latina, después de ganar el primer puesto en el concurso World Fastest Gamer edición Latinoamérica, en donde derrotó a más de 600 jugadores. Y con eso, logró ocupar el puesto número 12 a nivel mundial.

Con su nombramiento, Yordi tuvo la oportunidad de clasificar para viajar a Reino Unido y participar en el evento internacional, en el cual el ganador obtendría un contrato con McLaren.

“No podía creer que fuera uno de los mejores del mundo y que estaría en la final. Estoy muy agradecido con Logitech y con McLaren por esta oportunidad. Soy el mejor representante de Latinoamérica y no los voy a decepcionar en la final”, dijo Maldonado a El Financiero.

El concurso del jugador más rápido lo organiza McLaren junto a Logitech, una de las mejores compañías de videojuegos, y Darren Cox, quien creó GT Academy, una escuela virtual de deportes. Allí, Yordi se enfrentó a otros gamers de varias partes del mundo. Algunos de ellos contaban con muchos años de experiencia, tenían casi el doble de su edad, o se dedicaban únicamente a eso.

Y aunque el mexicano no pudo llegar a la segunda fase de la competencia, y quedó eliminado después de los primeros tres días de pruebas, logró obtener el título como el mejor gamer de velocidad en América Latina, conoció a algunos pilotos profesionales y por primera vez en su vida se sentó en un auto de carreras de verdad.

ADEMÁS:

#AutoMan: Un mexicano sorprende al mundo con el mejor coche autónomo




No te lo pierdas