#ComoRatas: Empresas antiinmigrantes que apoyaron a Trump, “abandonan el barco” ante el desastre

#ComoRatas: Empresas antiinmigrantes que apoyaron a Trump, “abandonan el barco” ante el desastre

Qué chistocitos, lo apoyaron, hicieron el daño y ahora huyen como si nada.

Por: Omar Porcayo

El desastre en el que se ha convertido la presidencia de Donald Trump no se generó solo. Detrás de la campaña del neoyorquino hubo una serie de corporaciones que hoy “abandonan el barco”, para salvar su pellejo.

Goldman Sachs, Blackstone, JP Morgan Chase, Wells Fargo, Blackrock, Boeing, IBM, Uber y Disney, son nueve de las corporaciones patrocinadoras del odio, identificadas por el Centro para la Democracia Popular y Make the Road New York. Estas entidades respaldaron, para obtener algún beneficio económico, la agenda y la retórica antiinmigrante del presidente de los Estados Unidos, e incluso formaron parte de su hoy extinto consejo empresarial.

JP Morgan Chase y Wells Fargo, son de los principales accionistas de CoreCivic y Geogroup, empresas que rentan cárceles privadas y centros de detención antiinmigrantes al gobierno, que ante la ola de redadas masivas, han visto sus ganancias multiplicarse en esta administración.

Las entidades de inversión Goldman Sachs y Blackrock, tienen millonarias participaciones en CoreCivic, con jugosas utilidades en la presente administración.

Activistas protestan contra Well Fargo por patrocinar prisiones privadas. (Foto: AP)

The Boeing Company es una de las empresas más interesadas en la construcción del muro fronterizo, luego de participar en 2005 en la construcción de 2,000 millas de barda con ganancias por $67 millones de dólares. IBM también tiene sus ojos puestos en el endurecimiento de los controles fronterizos, con contratos del orden de los $ 1,700 millones de dólares con la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas y la Patrulla Fronteriza.

Las políticas aislacionistas y diatriba racista de Trump, fueron forzando poco a poco a las empresas a romper filas. En junio, Elon Musk, CEO de Uber y Bob Iger, de Disney, renunciaron al consejo empresarial por la orden ejecutiva de abandonar el acuerdo climático de Paris. Lloyd Blankfein, titular de Goldam Sachs, fue el epítome del doble discurso al criticar por medio de Twitter la política ambiental de Estados Unidos, pero ser beneficiado de las medidas antiinmigrantes.

A raíz de la justificiación que hizo Trump de las acciones de los grupos de supremacía blanca en Charlottesville, se registró una nueva desbandada en su círculo empresarial. Kenneth Frazier, CEO de Merck, renunció al Consejo Manufacturero con duras críticas al mandatario.

Trump justificó las acciones de los grupos neonazis. (Foto: AP)

“Los líderes de Estados Unidos deben honrar nuestros valores fundamentales al rechazar claramente las expresiones de odio, fanatismo y supremacía de grupo”, declaró el ejecutivo afroamericano de la farmacéutica.

Trump ni tardo ni perezoso, atacó a su antiguo aliado, diciendo que al salir del consejo tendría más tiempo para “BAJAR LOS PRECIOS DE ESTAFA DE LAS MEDICINAS”.

A la renuncia de Fraizer le siguieron Kevin Plank, presidente de la marca de ropa deportiva Under Armour, y Brian Krzanich, presidente del gigante de los chips informáticos Intel.

Arrinconado y cada vez más solo, Trump disolvió los consejos empresariales, tratando de evitar una situación aún más embarazosa.

Los consejos empresarial y manufacturero, no son los únicos en extinción. La Comisión Presidencial de las Artes y Humanidades también viven sus últimos días luego de las renuncias este viernes del actor Kal Penn y el artista Chuck Close.

Con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en marcha, parece el peor momento para que Trump tome las decisiones comerciales solo, un estado en el que vive permanentemente.

“Olvídense de amigos afroamericanos, Trump no tiene amigos de ninguna clase… en general es un hombre solo”, dijo a The New York Times, Tom Wallch ex ejecutivo de la organización Trump.

Rodeado de oportunistas en su campaña, hoy el presidente va camino al abismo solo, las empresas que lo apoyaron hicieron el daño necesario y abandonaron el barco.

ADEMÁS:

#Tómala: Chicago le mete una demandota a Trump por sus agresiones antiinmigrantes




No te lo pierdas