#Tiemblan: Los republicanos comienzan a pagar sus fechorías antiinmigrantes en Texas

#Tiemblan: Los republicanos comienzan a pagar sus fechorías antiinmigrantes en Texas

El senador Ted Cruz sería el primero en pagar los platos rotos ante Beto O’Rourke.

La serie de afrentas de Donald Trump y el partido Republicano a la comunidad latina en Texas han comenzado a pasarles factura y uno de los indicadores más evidentes es su cada vez más reducida ventaja en la carrera por retener el asiento en el Senado.

Por primera vez el senador Ted Cruz tiene un oponente real en la búsqueda de su reelección. De acuerdo con  una encuesta de Quinnipiac University el demócrata Beto O’Rourke está a solo tres puntos del excandidato presidencial.

Sí, lo que en el pasado hubiera sido una victoria segura para Cruz, ahora es verdadera competencia de 47 % a 44 %.

Ya en las elecciones de 2016 se había notado que Texas no era tan rojo como se supone. Donald Trump ganó a Hillary Clinton en el estado, pero lo hizo con 9 %, el menor margen a favor del Partido Republicano en dos décadas.

A pesar de haber sido encarnizados rivales en la pelea por la nominación presidencial republicana, Cruz ha respaldado la gestión de Trump, lo que presuntamente lo ha alejado de su distrito, pues Texas está enojado con la labor del presidente a decir del 52 % que lo reprueba.

A la mala imagen republicana en varios sectores del estado se suma la serie de agresiones del gobernador Greg Abbott a la comunidad hispana e inmigrante, especialmente con la aprobación de la ley SB4. Esta ordenanza también conocida como “ley muéstrame tus papeles” crea un perfil racial en contra de los latinos, a los cuales cualquier policía puede cuestionar sobre su estatus migratorio en paradas regulares de tránsito.

The New York Times destacó que Beto O’Rourke, congresista de El Paso, representa un reto inusual para Cruz, pues está muy bien financiado y ha recaudado más dinero que el republicano. Hasta el momento suma $13.2 millones de dólares.

A pesar de ser hijo de un cubano, Cruz representa el ala más dura del Partido Republicano, contrario a O’Rourke, que se hace llamar por el diminutivo de Robert en español, habla perfectamente el castellano y está a favor de una agenda que respete los derechos humanos de los inmigrantes.

Hay que recordar que los republicanos perdieron para siempre California justo después de haber impulsado una “ley antiinmigrante de odio” (proposición 187) y ahora podrían estar experimentando algo similar.

Para muchos analistas Texas es un estado “demócrata” al que le faltan buenos candidatos, lo mismo pasa entre el electorado latino, sin embargo parece que O’Rourke de sangre irlandesa es la horma del zapato necesaria para representarlos.

ADEMÁS: #WTF: ¿De dónde son los latinos que cada vez apoyan más a Trump?




No te lo pierdas