USCIS

#Aguas: Ya ni los inmigrantes legales están a salvo del gobierno de Trump

Los cambios en la agencia de inmigración de Trump no son casualidad.

La ofensiva antiinmigrante de Donald Trump no se restringe a las personas en situación indocumentada, ahora también hay esfuerzos palpables del gobierno federal por incrementar el escrutinio a los inmigrantes legales con miras a facilitar su reducción.

La oficia de Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) ha realizado una serie de cambios que amenazan a personas que ya transitaron por el complicado camino burocrático.

Por una parte USCIS ha contratado una importante fuerza de abogados y funcionarios de inmigración para que revise a detalle casos de inmigrantes sospechosos de haber mentido durante su proceso de naturalización. En caso de encontrar irregularidades el implicado estaría en peligro de deportación.

El buró de ciudadanía e inmigración además anunció un plan para emitir solicitudes de comparecencia para un rango más amplio de casos migratorios a través de la Notificación de Comparecencia o el Formulario I-862, que instruye a la persona extranjera a presentarse ante un juez en una fecha determianda.

De acuerdo con La Opinión de Los Ángeles, esta política puede ampliar potencialmente el número de personas que se envían para su deportación.

Por último, USCIS determinó que sus adjudicadores tendrán la capacidad de negar de tajo las solicitudes que carezcan de información, en franca contraposición a la política instaurada durante la administración Obama, que permitía requerir más información o enviar una advertencia de la posible negación de solicitud.

Para especialistas consultados por The Hill, estas medidas son una clara declaración del gobierno de su intención de reducir la cantidad de extranjeros en el país por cualquier vía.

Michael Bars, portavoz de USCIS, aseguró que solo se trata de un “esfuerzo por garantizar la aplicación de la ley y mantener a las comunidades seguras”. Este discurso es acorde al que Trump y el Fiscal General, Jeff Sessions, han utilizado para justificar su permanente hostilidad hacia los extranjeros.

Con reformas a las instituciones del país, el gobierno de Trump ha logrado poner en jaque a millones de inmigrantes, sin importar si son legales, indocumentados, beneficiarios del alivio migratorio DACA. Lejos de una política de seguridad nacional, luce como una campaña de limpieza racial.

Antes de que te vayas: #Horror: Si fueran tus hijos, ¿no harías nada?




No te lo pierdas