#MEXitosas: Son hermanas, mexicanas y grandes empresarias en Silicon Valley

#MEXitosas: Son hermanas, son mexicanas y son grandes empresarias en Silicon Valley

Las exitosas mexicanas son creadoras de una compañía de consultoría digital.

Texto y fotos: Betsabé Basañez y Grethel Delgado 

Ante la pregunta de qué se necesita para triunfar, las personas de éxito coinciden en algo: hay que luchar por lo que quieres sin ponerte obstáculos. Ya habrá tropiezos en el camino, pero no te los puedes causar tú mismo.

Un ejemplo de este consejo llevado a la práctica es la compañía de tecnologías digitales VAS (Value Added Service) Consulting. Al frente de este negocio hay dos mexicanas luchonas que nunca han dejado de soñar.

Foto: vasconsultant.com

Nuestros padres siempre nos dijeron que seríamos grandes

Ellas son las hermanas Elizabeth y María Suárez. Nacieron en la Ciudad de México y vivieron en una familia humilde, pero gracias a la educación y los valores que les enseñaron en casa, llegaron a donde quisieron. De pequeñas se fueron a Hidalgo, hasta que llegó el tiempo de elegir universidad y se mudaron al estado de Querétaro.

“Somos cuatro hermanos, resultado de lo que en México llamamos ‘la cultura del esfuerzo’. Desde pequeños, mamá siempre nos dijo que íbamos a estudiar en la universidad, y así fue. Y estamos hablando de una clase media baja. Pero sin embargo esas ganas nos llevaron a seguir estudiando”, le dijo Elizabeth a Barrio.

María y Elizabeth consiguen el éxito gracias a su tenacidad en los negocios y la tecnología.

Hace tres años decidieron emprender un negocio de tecnología al que llamaron VAS Consulting y que ofrece una plataforma de pruebas para teléfonos celulares y aplicaciones móviles en el sistema operativo de Android. De esta manera, los fabricantes de teléfonos y los desarrolladores de aplicaciones pueden medir cómo funciona un producto en el ambiente real.

Las hermanas confiesan que el hecho de ser familia no afecta sus negocios, sino que al contrario, se exigen mucho más en el área profesional para dar lo mejor de sí mismas.

“Internamente se maneja todo de manera muy transparente, respetando las normas, sin importar el apellido”, afirmó María.

María del Carmen lleva alrededor de 17 años en Miami. Vino con una empresa de telecomunicaciones americana cotizada en la bolsa de valores NASDAQ (National Association of Securities Dealers Automated Quotation), para trabajar el área del mercado latinoamericano. Es Licenciada en Administración y tiene un máster en Negocios Internacionales.

Elizabeth lleva la parte operativa de la empresa, en un mundo donde priman los hombres. Es licenciada en Psicología y tiene un máster en Periodismo.

“Llegabas a alguna reunión y veías que eran 10 hombres y tú. Y no solamente eso, sino que eran 10 hombre y tú: mexicana y chiquita”, dijo María.

Foto: vasconsultant.com

Ambas confiesan que aunque están en un mundo masculino, nunca han sentido la diferencia de género.

“Nunca pensé que mi condición de mujer me iba a hacer menos. Siempre traté de trabajar más en mi esencia como profesional que en mi diferencia por se mujer. Cuando estás en una mesa de negociación no importa que seas hombre, mujer, chino o mexicano. Ahí se mide tu capacidad y conocimiento de la industria”, agregó María.

Llegar a Silicon Valley

Las hermanas se han acercado al imperio de los negocios de Silicon Valley para presentar sus proyectos.

“Hace poco empezamos nuestra estrategia de acercamiento con algunos de los gigantes tecnológicos en Silicon Valley, y me decía mi hermana: ‘¿Alguna vez te imaginaste que ibas a estar en Silicon Valley enseñando lo que haces?’ Pues no me lo imaginé como tal, pero sí imaginé que un día iba a estar mostrando lo que hago”, confesó Elizabeth.

“El límite más grande está en tu mente. Tú decides la percepción del mundo. Hay que aprender a hacer caso omiso de todo el ruido, que no te va a permitir llegar a donde quieres”, concluyó María.

También te puede interesar:

#SWSX: México, con todo y en la punta de la tecnología

#TeotihuacánDigital: Una “app” ayudará a redescubrir la zona arqueológica

EN VIDEO:




No te lo pierdas