Camioneros en Estados Unidos

#TrocasSinCarga: Los camioneros podrían sufrir lo peor si se cancela el TLCAN

Publicado el 03, mayo 2017

Los camioneros que ganan un buen dinero por transportar las mercancías provenientes de México, serían de los principales afectados con el fin del TLCAN.

Por: Omar Porcayo

Donald Trump dice querer al gremio de los camioneros. Muchos de ellos los respaldaron en su camino a la Casa Blanca, sin embargo su acometida en contra del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podría dar un duro golpe a este oficio que ofrece buenos ingresos para quien acepta pasar largas jornadas fuera de casa.

“Nadie conoce los Estados Unidos mejor que los camioneros”, dijo Trump en marzo cuando recibió a representantes de la industria en la Casa Blanca. En dicha reunión aseguró que la administración Obama les había causado un gran daño con la reforma a la seguridad social, pero la mayor amenaza que han recibido proviene precisamente del actual presidente.

Camioneros en Estados Unidos
Trump con un botón de “yo (amo) los camiones”. (Foto: AP)

El empresario neoyorquino ha calificado al TLCAN como el “peor acuerdo en la historia”, de hecho hace una semana estaba decidido a cancelarlo, sin embargo miembros de su equipo le advirtieron que eso causaría el desplome de la actividad económica en varios estados donde está su principal base de simpatizantes.

Y es que el comercio con México que se incentivó a partir de la firma del tratado hace 23 años, originó un boom en el intercambio de bienes que en 2016 se calculó en 43 mil millones de dólares.

Sí, de los 88 mil millones de dólares que Estados Unidos registró dentro del TLCAN, 49 % se debieron al intercambio comercial con México. De esa estratosférica cantidad de productos, el 68.6 % fue transportado vía terrestre.

“¿Acaso va a destruir la economía?”, se preguntó Ervin Whipple, camionero de 51 años en declaraciones a The Washington Post.

Camioneros en Estados Unidos
Miembros del gremio camionero respaldaron la candidatura de Trump. (Foto: AP)

“Si él (Trump) cancela el TLCAN… nah, él no va a hacer eso. Es un fanfarrón”, confió el conductor que al igual que miles de estadounidenses cargan a diario toneladas de productos provenientes de México en la salida 12B de la Interestatal 35 en Laredo, Texas, para internarlos en la Unión Americana.

Para el alcalde de Laredo, Pete Sanez, hay mucha incertidumbre en la zona fronteriza por las políticas de Trump en contra del TLCAN y medidas como la construcción del muro. “Mientras más rápido sepamos lo que va a pasar, más rápido tomaremos acciones, esto está dañando  a la economía”.

Según Saenz, Trump presenció la gran actividad económica en uno de los mayores puntos de acceso comercial en el mundo, cuando acudió en una gira por la localidad, sin embargo no fue muy receptivo. “El TLCAN se desarrolla sobre ruedas”, expresó Saenz.

A pesar de los evidentes beneficios que ha entregado el TLCAN a su gremio, aún hay camioneros que respaldan las ideas de Trump y preferirían que el acuerdo terminara.

“Si no maquilan en México las empresas, tendrían que hacerlo aquí, y no habría tantos norteamericanos desempleados”, expresó en concordancia con el discurso de Trump, Jeffrey Lehosky, originario de Michigan.

“Yo sigo creyendo en eso de ‘Hecho en USA’, ¿sabes?, compra americano”, expresó.

Otros como Fred Steneck, quien maneja camiones desde 1979 y votó por Trump, creen que solo se trata de palabrería política y al final, no se atreverá a cancelar el acuerdo.

Camioneros en Estados Unidos
México y EE. UU. sostuvieron una larga disputa por el ingreso de camiones mexicanos a la Unión Americana. (Foto: AP)

“Política es política, así que México empezará por su parte y Trump por la suya, al final todos quedarán felices con cambios menores”, expresó al diario capitalino.

El intercambio comercial terrestre y el papel de los camioneros, es el mejor ejemplo de la complejidad del tratado entre dos economías tan grandes. México y Estados Unidos mantuvieron una larga disputa por el ingreso de los tráilers mexicanos a la Unión Americana.

Después de prohibiciones, imposición de aranceles y demandas, durante la administración del presidente Obama en 2011, se alcanzó un acuerdo que zanjó las diferencias y facilitó a los productores el envío de sus mercancías en ambos sentidos.

ADEMÁS:

#YaLesDioMiedo: Incluso los texanos más pro-Trump, piden hacer las paces con México




No te lo pierdas