Claudia Patricia Gómez González

#Animales: “La Migra” anda suelta, mata jóvenes y separa niños de sus padres

Lejos quedaron los días en los que las agresiones de Trump contra los inmigrantes se reducían a una cuestión verbal, ahora las consecuencias del odio son fatales.

El sábado Donald Trump causó malestar entre la comunidad inmigrante con otro de sus irritantes tuits. El presidente de los Estados Unidos calificó como “horrible” la ley que permite a “La Migra” separar a los niños de sus padres al ser arrestados por cruzar la frontera de forma indocumentada.

La indignación no la provocó que el mandatario haya rematado su mensaje con una nueva petición para construir el muro, sino la desfachatez de criticar una política que él mismo y el Fiscal General, Jeff Sessions, han impulsado con el fin de causar terror entre los inmigrantes y deshumanizarlos ante la opinión pública.

Cuando en junio de 2017 el entonces director interino del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), Thomas Homan, declaró que bajo la administración Trumptodo indocumentado debería estar preocupado, la mayoría de la gente supuso que se refería a una preocupación por las consecuencias legales de su estadía irregular en el país o la deportación, no por una amenaza de muerte o separación familiar definitiva, sin embargo eso es lo que está sucediendo.

El martes pasado en la comunidad de Río Bravo, cerca de Laredo Texas, Claudia Gómez de tan solo 20 años, cayó muerta en un lote baldío por una bala en la cabeza de un agente de la Patrulla Fronteriza.

Aunque la agencia se apresuró a decir que el oficial actuó en defensa propia temiendo por su vida, hay varios indicios de irregularidades en su fatal proceder, por lo que autoridades de orden judicial ya están investigando las circunstancias, bajo el escrutinio y presión internacional.

La joven de San Juan Ostuncalco, Guatemala, salió de su pueblo en busca de una mejor vida, no tenía antecedentes criminales, ni nexos con pandillas, pero fue víctima de la guerra ideológica de Trump, que ha sembrado el concepto de “animales” entre los inmigrantes, de gente prescindible o de segunda, por lo que es probable que envalentone a “La Migra” para actuar como control de plagas en lugar de una agencia del orden.

“Los inmigrantes no están capacitados para integrarse a la vida moderna de los Estados Unidos”, dijo hace unos días el jefe de gabinete, John Kelly, reforzando la retórica de su jefe para incidir en el concepto que tienen sus bases sobre los inmigrantes.

La ley que presumió orgulloso Sessions sobre separar a los niños de sus padres no ha resquebrajado familias temporalmente, la situación es mucho peor.

Un reporte de las autoridades federales constató que el gobierno de la Unión Americana ha perdido el rastro de miles de niños inmigrantes que arrebató de sus padres y los colocó en hogares temporales. Así de simple y cruel, un sondeo entre 7,000 menores en esta situación arrojó que no hay manera de ubicar a 1,475.

Lo que comenzó como una guerra ideológica para ganar votos, se ha convertido en una política de limpieza racial de consecuencias aún inconmensurables.

Sigue leyendo: #WTF: ¿De dónde son los latinos que cada vez apoyan más a Trump?




No te lo pierdas