Ballet Mexicano de la Discapacidad

#AlSonQueLesToquen: Ballet Mexicano de la Discapacidad demuestra que el folclor se lleva en el alma

Con amor y dedicación, no hay barrera que un mexicano no pueda cruzar, y todos los integrantes de este proyecto son la prueba perfecta de ello.

Las personas con capacidades diferentes son constantemente víctimas de discriminación y rechazo. Sin embargo, lo que para otros es una “discapacidad”, para ellos solo significa una forma distinta de hacer las cosas, y bajo esa premisa es que surgió el “Ballet Mexicano de la Discapacidad.

“Esta es la voz de la discapacidad para todo el mundo y ni la propia discapacidad nos limita”, aseguró David Serna Sesma, fundador del proyecto.

La idea de darles la oportunidad a las personas para hallar en la danza su refugio le llegó a Serna en el año 2009, y desde entonces comenzó a trabajar para ayudarle a quienes tienen capacidades diferentes a descubrir sus habilidades y a realizarse a través del arte.

David, quien es especialista en Creación Dancística, explicó que para conseguir que todos los participantes se sientan incluidos ha mezclado diversas danzas tradicionales de alrededor del mundo, y métodos de aprendizaje para personas especiales, logrando que quienes no pueden mover alguna parte de su cuerpo se puedan expresar usando el resto.

Así mismo, hace uso de todo lo que los jóvenes tienen, por ejemplo, usando las muletas de algunos de ellos para trazar figuras en el aire que en ocasiones se hacen con los rebozos de las mujeres.

Además del ballet, el fundador también lleva a la par otros grupos complementarios, como el “Coro Manos Amorosas” que son mujeres que “cantan” en lenguaje de señas, y que está conformado básicamente por mamás, abuelas y familiares de los bailarines.

Su más reciente acto fue titulado “Capacidad/dis”, que es una muestra de cómo el folclor mexicano y el amor por la cultura no tiene fronteras, y fue presentado durante el festival de danza “Danzatlán”, en la Ciudad de México.

Esta obra constó de 10 canciones populares entre las que se encontraban Suite no. 1 de Bach, Yesterday, Nereidas, Ave María, Libertango y Memory, que fueron interpretadas por el Coro de Manos Amorosas y la violonchelista Mari Carmen Graue y la pianista Itzel Santiago, que son un par de artistas invidentes.

ADEMÁS:

#Histórico: Gana mexicano el Premio Benois de la Danza como el mejor bailarín del mundo




No te lo pierdas