Enrique Morones

#Héroe: Este mexicano es el ángel que cuida a los migrantes y abre la frontera

Bajo las alas de la asociación "Border Angels", Enrique Morones se encarga de que quienes atraviesan el desierto en busca del "sueño americano", lleguen con bien a su destino.

La frontera de México y Estados Unidos es un lugar peligroso para los migrantes que se atreven a enfrentarla, con tal de alcanzar el “Sueño Americano”. Pero desde hace unas décadas los latinos han encontrado refugio y salvación en las alas de Enrique Morones, un hombre que se ha convertido un ángel para todos los que atraviesan el desierto.

Enrique asegura que es orgullosamente 100 % mexicano, pues su padre era originario de la Ciudad de México y su mamá de Sinaloa.

Hasta 1985 Morones había ocupado el puesto de Vice-Presidente de Marketing del equipo de Los Padres de San Diego, California, pero por azares del destino, en 1986 una amiga le pidió ayuda para apoyar a unos migrantes que vivían en su estado, y ahí conoció la felicidad que trae el echarles una mano a los demás.

Más tarde, fue testigo del abuso de los policías a una mujer inmigrante, y no quiso quedarse con los brazos cruzados, así que organizó una marcha para apoyar a los latinos.

Después de esto, Enrique fundó “Border Angels”, una asociación civil que reúne a voluntarios para ayudar a todos los migrantes.

“Border Angels previene muertes innecesarias y reduce los riesgos del desierto, llevándoles agua, acercándoles estaciones de rescate y haciendo labores de búsqueda”, para quienes tratan de llegar al otro lado, explicaron en su sitio web.

Borones y sus activistas se encargan de luchar para que los derechos humanos de los migrantes se respeten, y durante el día se dedican a colocar botellas de agua en las zonas más transitadas y patrullan para poder brindarles atención médica a quienes sufren deshidratación u otras enfermedades en el camino.

El nombre de su asociación surgió luego de que Don Francisco lo invitara al programa “Sábado Gigante”, y lo presentara como “el ángel de la frontera”. “Desde entonces dije, ‘Ese nombre me gusta’”, confesó el activista a Publimetro.

Desde que se inició hasta ahora, más de 5,000 personas se han convertido en ángeles hasta hacer de la asociación una de las organizaciones más reconocidas en materia de migración.

Pero los ángeles de la frontera no solamente resguardan la salud de los migrantes sino también sus corazones, pues desde el 2011 se coordinan con la patrulla fronteriza para abrir una vez al año la “Puerta de la Esperanza” y dejar que las familias que están separadas puedan convivir, aunque sea por unos momentos.

“[Hace seis años] vimos a una niña abrazar a su papá por primera vez en su vida, y yo no podía creer que eso estaba pasando”, dijo Morones a Publimetro.

Además, tratan de ayudar a los migrantes en todo lo que se puede, y hace unos meses incluso lograron que una pareja se casara en esa puerta de esperanza, demostrando que el amor puede cruzar sin pasaporte.

Otro de sus logros ha sido la “Marcha del migrante”, que desde el 2006 convoca a activistas, colaboradores, ciudadanos americanos e inmigrantes para exigir una reforma que ayude a los latinos que llegan a Estados Unidos.

Ahora, con las políticas del presidente Donald Trump, las alas de estos ángeles se han tenido que ir expandiendo cada día más y el próximo año seguramente tendrán mucho más trabajo. Pero a don Enrique no hay nada que lo detenga, y mientras pueda seguir salvando vidas y ayudando a los demás, lo seguirá haciendo.

ADEMÁS:

#SíAcepto: Bodorrio en plena frontera, porque el amor no sabe de muros