#GenioMexicano: Con solo 17 años inventó un brasier que detecta el cáncer de mama

#GenioMexicano: Con solo 17 años inventó un brasier que detecta el cáncer de mama

Un joven mexicano contribuye a la detección de un mal que acaba con la vida de muchas mujeres en su país.

Por: Grethel Delgado

El talento de los mexicanos no tiene límites, y es más sorprendente que en este caso se trate de un joven de 17 años. Muchas razones impulsaron a Julián Ríos Cantú a inventar un método para detectar el cáncer de mama de forma no invasiva.

El genial invento podrá cambiar las vidas de millones de mujeres e insertarse en el poderoso mercado de salud.

Foto: Higia Technologies, Facebook

“A mi madre le amputaron los dos senos y estuvo a punto de perder la vida por un mal diagnóstico”.

Como dijo en su entrevista para Expansión, este invento partió de un hecho cercano.  Cuando la madre de Ríos sufrió por un detección tardía de cáncer, el joven se dedicó a leer todo lo que encontró sobre la enfermedad. “A mi madre le amputaron los dos senos y estuvo a punto de perder la vida por un mal diagnóstico”, afirmó Julián.

Julián Ríos Cantú, CEO de Higia Technologies.

Eva, el brasier que salva vidas

Este jovencito ha creado un sistema para detectar el cáncer a través de un brasier, al que ha llamado “Eva”.  El brasier fue presentado por la empresa mexicana Higia Technologies, que se especializa en la creación de biosensores y es pionera en la creación de un dispositivo portátil no invasivo para descubrir el cáncer de mama en etapas tempranas.

La prueba consiste en usar el brasier poco más de una hora a la semana, para que se procese la información.

Este método es mucho mejor que las molestas mamografías o la autoexploración de los senos, que no es tan efectiva, y se ha probado que tiene un 93 % de efectividad.

Higia, del griego Hygieia, es el nombre de la diosa Higía, que simboliza la salud y es representada por una serpiente. Por eso el logotipo lleva una serpiente alrededor del espejo de Venus.

Julián Ríos Cantú, quien es Director Ejecutivo de Higia Technologies, tiene mucho talento para sus 17 años. Realiza investigaciones junto a su equipo del Tecnológico de Monterrey, José Antonio Torres, José Ángel Lavariega Gómez y Fernando López Martínez.

Julián y su equipo también se interesan en las áreas de robótica, programación y electrónica, todos en función de desarrollar productos innovadores.

El brasier “Eva”. (Foto: higia.tech/mx)

El brasier tiene unos 200 mini sensores que mapean la superficie de la mama y detectan las zonas de altas temperaturas, que podrían indicar una mayor circulación de sangre y por lo tanto un posible cáncer. Además, la sensibilidad de esos dispositivos permite saber qué tipo de tumores se desarrollan en la mama.

“El algoritmo lo que hace es que de los datos térmicos que recopilan los sensores, mide las curvas de conductividad térmica. Quistes y malformaciones tienen diferentes curvas. El algoritmo ve la curva y dice, ésta se asemeja muchísimo a la de un quiste a partir de las imágenes de la base de datos que ya tenemos . Mediante los cientos de árboles de decisión, determina cuál tipo de cáncer es y en qué fase es más probable que se encuentre”, dijo Ríos a Expansión.

El joven aseguró que cuando se comercialice el brasier, podría tener un precio de unos 2,500 pesos.

___

También te puede interesar:

#HechaEnMéxico: Otorgan premio internacional a mexicana por tratamiento contra el cáncer de mama

#CáncerDeMama: Las mexicanas no pueden rendirse ante esta enfermedad

#DoctorConCausa: Una eminencia mexicana da la batalla más férrea en contra del cáncer

 




No te lo pierdas