Cenote Xlacah

#Tesoro: Hallan caverna oculta con vestigios mayas en el cenote Xlacah, en Yucatán

Los arqueólogos encontraron piedras que debieron formar parte de edificios prehispánicos, así como restos humanos, en la Zona Arqueológica de Dzibilchaltún.

Las investigaciones que durante años se han hecho en Dzibilchaltún, que significa “el lugar donde hay escritura sobre las piedras planas”, apuntan a que este sitio arqueológico maya ubicado en el estado mexicano de Yucatán haya sido una de las ciudades más grandes de Mesoamérica, con una población de unos 40,000 habitantes.

Y ahora, durante las labores de limpieza y conservación ecológica en el cenote Xlacah, se identificó una caverna lateral en donde los arqueólogos hicieron nuevos hallazgos que incluyen materiales cerámicos, restos óseos humanos y huesos de animales.

Fue el mexicano Erick Sosa Rodríguez, un buzo experimentado en la exploración de cuevas, quien encontró en el costado noreste del cenote una pequeña entrada cubierta de vegetación, según informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Luego, el buzo Cristian Celun, un biólogo del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), Luis Felaco, y el responsable de la zona, Ilan Vit, entraron a la caverna para explorarla.

En el sitio hallaron múltiples piedras careadas que debieron formar parte de las mamposterías de edificios prehispánicos sobre la superficie de un alud inclinado que forma el suelo de la caverna.

Sobre estas rocas, descubrieron vestigios de materiales cerámicos, como ollas y otros utensilios. Además, identificaron restos óseos humanos y huesos de animales, que podrían haber pertenecido al ganado que se alojaba en un corral contiguo al cenote, en tiempos novohispanos.

De acuerdo con el INAH, los resultados preliminares de esta investigación sugieren que el cenote Xlacah de Dzibilchaltún refleja diversos momentos de vida humana, desde la ocupación del sitio por un asentamiento maya de finales del Clásico, hasta el presente, cuando el lugar se ha convertido en una zona arqueológica abierta al público, pasando por un asentamiento mediano del Posclásico, una hacienda ganadera novohispana y una hacienda henequenera del XIX.

ADEMÁS:

#Tesoro: Descubren en México la zona arqueológica sumergida más grande del planeta




No te lo pierdas